Perlora: lo que queda del paraíso obrero

Fue un paraíso obrero y estival. La ciudad vacacional de Perlora, unas 20 hectáreas en el asturiano concejo de Carreño, fue construida en 1954 por el sindicato vertical franquista para que los “productores” de las principales empresas públicas (Hunosa, Ensidesa, Endesa…) disfrutasen en ella de sus mejores momentos de asueto a precios muy asequibles. En las viejas postales, saturadas de color, se ve la alegría de los trabajadores veraneantes, los carricoches, las boleras y los Seiscientos como una isla en medio del gris dictatorial: en esas fotos siempre hace sol. Fueron cerca de 300 chalets, de más de 30 tipos, construidos siguiendo las arquitecturas de moda o las tradicionales (algunos semejan hórreos), pero también instalaciones deportivas, restaurantes, parques infantiles y, cómo no, playas. La ciudad fue clausurada en 2006 y hoy los curiosos chalets de Perlora permanecen vacíos y silenciosos.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2tlX2gI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s