Villar, auge y caída con una detención esperada

Hace un año aproximadamente, Ángel María Villar realizaba ejercicio físico en su domicilio de la sierra de Madrid. Simulaba, fatigado, las sombras de un boxeador. Sus puños golpeaban al aire sin mucha fuerza, pero sí con constancia. Era la imagen de un hombre dispuesto a mantenerse en pie pese a las sospechas que rodeaban su gestión de más de 28 años al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Los presuntos tratos de favor al Recreativo y el Marino de Tenerife o el fraude de subvenciones en el Caso Haití por el que está imputado era solo la punta del iceberg de una investigación de la Fiscalía Anticorrupción en la en que también se han extendido las pesquisas al dinero destinado a la construcción de campos de fútbol, de hierba artificial principalmente, extrañas cuentas a plazo fijo en bancos regionales o segundas viviendas obtenidas con créditos que, según fuentes cercanas a la investigación, podían no haber sido devueltos. La detención del presidente del fútbol español y vicepresidente de FIFA y UEFA, de su hijo Gorka Villar y del vicepresidente económico Juan Padrón responde a una investigación de más de año y medio. Las denuncias comenzaron en 2015 y la detención era esperada desde hace más de diez meses. Incluso el propio Villar tenía ya conocimiento de algunas de las investigaciones que se le estaban llevando a cabo.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2uuQU5z

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s