El engaño de Neymar

No hay un futbolista más desquiciante en el mundo que Neymar. El brasileño es un jugador de fábula que se distingue por encolerizar a los contrarios con su lengua y su regate, y por enfurecer a sus compañeros por perder los primeros minutos de cada partido en cambiar o ajustar las botas, ya sea en el Camp Nou o en Miami. No parece una maniobra de distracción sino más bien una treta comercial de un delantero excepcional, malabarista y valiente, desafiante en los escenarios más exigentes como por ejemplo San Mamés o el Calderón. Muy instintivo, ataca como un pura sangre desbocado, tiene mucha determinación, fuerza y desequilibrio, genera situaciones de superioridad con su fuerza y clase, desborda por dentro y por fuera, y ha sido decisivo en los últimos éxitos del Barça.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2uLjJdx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s