Drew Barrymore y Jessica Simpson con pelos y señales

Lo sabe cualquiera que se haya teñido y/o depilado alguna vez en su vida. O sea, nueve y media de cada diez mujeres y un ejército creciente de hombres en el globo. El pelo crece y el vello, ni te cuento. Tú te tintas y te rasuras o te desuellas todo lo regularmente que te da la gana, la vida y el presupuesto para parecer rubia o morena o castaña pero, sobre todo, imberbe de toda la vida, pero, a la que te descuidas, un día, así, de repente, te llega la raíz al cuello y te brotan pelos como brocas de sacacorchos de todos los poros del cuerpo. Es el momento de reteñirte y pasarte de nuevo la segadora, o parecer la mujer o el hombre que somos y no el que hemos decidido aparentar de piel para fuera. Pues bien, algo así, paren rotativas, le ha pasado a las actrices Drew Barrymore y Jessica Simpson. Que les ha salido de un día para otro una raíz de baobab y que se han descuidado con la depiladora y tienen rodales de matojos, solo que ellas han subido sendas pruebas gráficas de tales desastres a sus respectivos Instagram, comentándolos en tono jocoso, y se ha levantado una ola global de solidaridad con esas pobres celebridades pilosas.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2u1eGqr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s