Usain Bolt empieza a decir adiós

Edwin Moses, el monstruo de los 400m vallas, solo lamentaba una cosa, no haber podido disfrutar nunca viéndose correr y ganar en directo. El sentimiento es uno de los signos de los más grandes, de los más conscientes de su grandeza. También Usain Bolt admite que le duele esa imposibilidad, pero que ello no le restará nada a la alegría con la que disfrutará en un futuro como espectador de finales olímpicas y mundiales en las que él ya no estará. Lo que no significa, deja claro, que alguno correrá alguna vez más rápido que él. “Me encantará fardar delante de mis hijos, cuando los tenga y cuando tengan, digamos, 15 años, de que nadie ha corrido nunca más rápido que yo”, dice el velocista jamaicano, de 30 años, que ha corrido los 100m (9,58s) y los 200m (19,19s) en unos tiempos que no solo él sino todos los especialistas consideran imposibles de superar. En la cima de Bolt, un luminoso bien grande y bien claro lo expresa: “Forever fastest” (siempre el más rápido).

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2vlykNp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s