Condenado por violación 16 años después: se dejó su dentadura con su nombre pero nadie la revisó

La violación ocurrió en agosto de 2001, pero Thomas Maupin se libró de la cárcel hasta la semana pasada. Durante 15 años, nadie revisó las pruebas del caso pese a que hubiese sido muy fácil hallar al culpable: Maupin se dejó su dentadura postiza, que llevaba inscrito su nombre, en el lugar de la violación.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2hnYDgr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s