Nacer durante el fuego

Amada Ruiz, de 81 años, tenía cinco cabras cuando abandonó el pasado domingo su casa de Moropeche, una aldea de apenas un centenar de habitantes evacuada ante el avance del incendio de Yeste (Albacete). Pero al regresar este miércoles a su hogar, se ha topado con una sorpresa: ahora suma siete. “Una ha parido mientras estábamos desalojados. Al llegar, nos hemos encontrado con dos nuevos cabritillos“, exclama la octogenaria, mientras recorre el establo donde resguarda a su burro Nano, a media docena de ovejas y a “un buen puñado” de gallinas y conejos.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2uZHehs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s