El gran pulso por el poder en Irán

Irán ha entrado en una nueva fase en el gran pulso entre radicales y moderados, una tensión que ha marcado el camino de la Revolución Islámica desde su génesis en 1979. En esta constante dialéctica entre teocracia y democracia, la soberanía popular acaba de dar un fuerte mandato a la coalición de moderados y reformistas que encabeza el presidente Hasan Rohani. Tras el triunfo en las elecciones presidenciales de mayo —después del buen resultado alcanzado en las legislativas de 2016—, estos persiguen con renovado brío sus objetivos políticos. “Nos sentimos más fuertes ahora”, señalaba hace dos semanas en Teherán Massoumeh Ebtekar, vicepresidenta en el Ejecutivo de Rohani. El día anterior, en los Majles (Parlamento), el diputado reformista Heidarali Abedi había utilizado la misma expresión, palabra por palabra. Pero el conglomerado de centros de poder —líder supremo, Consejo de los Guardianes y Guardia Revolucionaria— cuya legitimidad sostiene el pilar teocrático del sistema iraní sigue plantando una firme resistencia al cambio.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2wvRuxA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s