“Pensé que se había acabado todo”

Después de 16 años trabajando en la hostelería de Londres, a donde emigró desde su ciudad con 21 años, Sergio Fariña (Pontevedra, 1977) era un hombre feliz el sábado 3 de junio. Había abierto su propio restaurante con varios inversores: Arthur’s Hooper en el Borought Market, una zona de terrazas en el centro. Ese día cumplía un mes y medio con el negocio abierto (vinoteca y comida con inspiración española y turca, nacionalidad de su esposa). Se encontraba en el piso de arriba del local haciendo el papeleo de un nuevo empleado mientras miraba de reojo la hora: hacía buen tiempo y su pareja estaría saliendo de casa para ir a buscarlo, tomar un vino y regresar juntos bordeando el Támesis. “El mejor momento de la semana”, dice a EL PAÍS.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2wtrAuc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s