¿Por qué en Brasil es más grave matar para robar un coche que acabar brutalmente con la vida de una mujer?

Antes de quemar y abandonar el cuerpo de la joven como si fuese un colchón viejo, los tres se repartieron las pocas pertenencias de Mayara: un Volkswagen Gol de 1992, un ordenador portátil, un teléfono móvil y una guitarra. Después, Luiz, desde el móvil de la víctima, envió un mensaje a la madre de esta tratando de inculpar a un exnovio de la guitarrista. “Está loco, mamá. Me está persiguiendo. Estaba en su casa y nos hemos peleado”, decía el texto. A esas alturas ya habían encontrado el cuerpo. El delito fue tipificado como robo con homicidio.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2v2qcAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s