Varios atletas enferman de gastroenteritis en un hotel del Mundial de Londres

Isaac Badman Makwala es un portento, un pastor en Botsuana y un campeón en las pistas de atletismo que cuando terminó sus semifinales de 400m se golpeó con los puños en el pecho duro como una roca y proclamó: “Estoy preparado. Vengo a ganar la medalla de oro”. Un atleta invencible capaz como ninguno antes de correr en apenas dos horas por debajo de los 20s en los 200m y de los 44s en los 400m, como hizo en Madrid el 14 de julio abrasador.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2ukGC4V

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s