Ya no se trata solo de centrarse en la mujer

Girls, la serie escrita y protagonizada por Lena Dunham que terminó en abril, es el último ejemplo de las producciones que, como Transparent, Orange is The New Black, Orphan Black o Veep, han intentado luchar contra la desigualdad de sexos en las ficciones televisivas, tanto en sus tramas como en la relevancia y el diseño de los personajes femeninos. Ya no se trata solo de ficciones centradas en historias de mujeres, sino que también abordan cuestiones relevantes de la agenda feminista, ya sea a partir de la revisión histórica, la ficción especulativa, la distopía, las adaptaciones de novelas o el drama.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2vgNcvS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s