El restaurante que ayudó a evitar una guerra nuclear entre EE UU y la URSS

John F. Kennedy atisba el infinito. Cruza su mirada con la de Martin Luther King, quien eleva sus ojos. Las del presidente estadounidense y el líder de los derechos civiles de los negros son dos de las casi 1.200 fotografías que abarrotan las paredes del restaurante Occidental de Washington. Casi desde sus comienzos en 1906, este elegante establecimiento del centro de la ciudad inició una tradición: colgaría retratos de las personalidades que se hubiesen sentado a sus mesas.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2uIoAcc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s