La fan que salvó del crematorio los restos de Miguel de Molina

Un puñado de parné, como cantaba en La bien pagá, ha logrado que los restos de Miguel de Molina (Málaga, 1908) no sean incinerados y arrojados a un osario común del cementerio de Chacarita, en Buenos Aires. El rey de la copla fue enterrado en 1993 en el panteón que posee la Asociación Argentina de Actores en este camposanto. Iba a ser exhumado porque sus familiares adeudaban el pago de los últimos seis años por el alquiler del nicho: 2.400 pesos (115 euros). La cantidad fue abonada el martes por la Fundación Miguel de Molina y gracias a la intervención casual de Juani Muñoz, nieta de una malagueña afincada en la capital argentina a principios del siglo XX.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2vT0Abb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s