En Jaipur aún existe un maharajá y se codea con los herederos de la corona británica

Ni los maharajás ni el polo son términos muy comunes para un occidental, salvo honrosas y británicas excepciones. El primero suele remitir a los relatos de Las mil y una noches, con poderosos reyes rodeados de riquezas y concubinas. El segundo se relaciona a un deporte con señores a caballo que portan un mazo con el que intentan, desde esas alturas, colar una pelota en la portería del contrario. Algo que nos retrotrae a las colonias o a encuentros de altos vuelos en la campiña inglesa o en la urbanización gaditana de Sotogrande.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2hROo4p

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s