El ajuste de la crisis se centra en los sueldos bajos

Cuentan que el rey de Haití, el déspota Henri Christophe, estaba construyendo una fortaleza en la montaña y quería subir a la cima un cañón enorme. En la primera jornada, una treintena de operarios no consiguió trasladar la pieza de artillería hasta la cúspide; así que el monarca mandó matar a diez. Al día siguiente, los 20 restantes volvieron a intentarlo sin éxito; y cinco más fueron ejecutados. La suerte parecía echada. Pero los 15 supervivientes lograron dejar el cañón en el pico. Diez años después de la crisis que arrancó en 2008, la economía española ha culminado la proeza de los hombres de Christophe: producir lo mismo con 1,9 millones de ocupados menos.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2vZlt4A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s