Cristiano, golazo y expulsión

La presencia de Cristiano Ronaldo en la Supercopa de España fue tan decisiva como efímera. Se prolongó durante 25 minutos en Barcelona y se explica solo en los tres últimos, 180 segundos en los que el astro portugués eclipsó a Isco, el mejor de la noche, y se convirtió en el epicentro del Camp Nou. Primero lo fue por anotar un golazo que adelantó al Madrid fulminó a los de Valverde en su mejor momento; instantes despupués por irse a la calle acusado de simular un penalti. Era la segunda amarilla para un Cristiano que vio la primera al enseñar su portentoso torso en un intento de emular la celebración de Messi en el último clásico liguero. Lo que se presumía como la primera gran aparición de Cristiano terminó con el jugador abandonando el campo entre empujones al colegiado.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2uE06Br

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s