Cristiano manda en casa de Messi

Cristiano fue protagonista en casa de Messi. El portugués salió para resolver el clásico en el momento en que el partido era un mano a mano entre la figura del Madrid y la del Barça y marcó un golazo que festejó con una liturgia parecida a la que el argentino exhibió la temporada pasada en el Bernabéu. CR mostró sus abdominales y cargó con una tarjeta que supuso a la larga su expulsión porque poco después el colegiado le volvió a amonestar por caer ante la entrada de Umtiti. No pareció que se tirara ni que hubiera penalti del central del Barça. La deficiente actuación arbitral no alteró el paseo victorioso final del Madrid. Asensio certificó con un tiro precioso el triunfo del equipo de Zidane, superior al azulgrana, vencido desde que Piqué, el jugador más antimadridista del Barça, se marcó un gol en propia puerta ante el asombro de Ter Stegen. Muy pocas veces el guion del clásico fue tan claro a favor del Madrid.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2vSJf1N

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s