Soldados sin armas en un polvorín de África

La paradoja es terrible: primero, un informe detallado de un equipo de trabajo de la ONU alertó recientemente de que las armas llegan sin freno, a la vista de todos, a las milicias de República Centroafricana. Lo hacen desde sus vecinos Chad, Sudán del Sur y Congo. La advertencia coincide con una escalada de la violencia en el país que ha dejado decenas de muertos, entre ellos personal de Cruz Roja, en algunos de los frentes en los que chocan, entre otros, musulmanes y cristianos. Segundo, para completar la paradoja, una fuerza europea de entrenamiento, comandada por el general español Fernando García Blázquez, trata de formar al Ejército regular centroafricano desde la capital, Bangui. Problema: no tienen armas para desplegarse debido al embargo internacional impuesto y renovado desde 2013, año en el que el país se asomó al abismo, con miles de muertos en las calles a fuego y cuchillo

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS http://ift.tt/2w3zxcx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s