La revolución de Somosierra: 40 niños migrantes y 60 vecinos

Los perros dan la señal de alarma ante la inesperada aparición de un paseante. Sus ladridos retumban contra las paredes de las calles vacías de Somosierra, donde 60 vecinos se atrincheran contra el invierno mientras escriben emails al alcalde: se acaban de enterar de que a su pueblo van a llegar 40 de los niños inmigrantes que se hacinan en el centro de primera acogida de Hortaleza (Madrid). Esta es la última localidad madrileña antes de que la A-1 desemboque en Castilla y León. Anclado a más de 1.400 metros de altura, la nieve ya asoma en los picos más cercanos a la gasolinera del municipio más elevado de la región. En los restaurantes que jalonan la carretera, todos saben lo que ocurrirá si la Comunidad de Madrid no cambia sus planes: ya han visto el trasiego de albañiles que ponen a punto una residencia sin estrenar en el corazón del pueblo.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS https://ift.tt/2QtUftl

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s