Un tirador franquista dispuesto a todo

Los Mossos eligieron la forma más segura para detener a Manuel Murillo Sánchez: en la calle. Temían que en su casa hubiese armas. Lo que no imaginaban es el arsenal que encontraron al registrar su piso de Terrassa (Barcelona): cuatro rifles de precisión, un fusil de asalto militar, un subfusil ametrallador y 16 armas cortas. Sus compañeros del club de tiro de Terrassa aseguraron ayer que era un tirador mediocre. “¿Qué significa eso? ¿Que no hubiese dado en el blanco?”, ironizan fuentes de la policía catalana.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS https://ift.tt/2ODIvmE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s