El diluvio aplaza la final de todos los tiempos entre Boca y River

Argentina, siempre un país de exageraciones, esperaba la final del mundo y se despertó con el final del mundo: el superclásico entre Boca y River que debía jugarse hoy en la Bombonera (17.00 hora local, 21.00 en España) para comenzar a dirimir la Copa Libertadores, anunciado como el partido de todos los tiempos, fue suspendido por el diluvio tropical que comenzó a caer en Buenos Aires desde la madrugada. Si algo le faltaba a una previa que atravesó a la política, la religión y a la sociedad argentina era una llamada de la naturaleza, y se dio: el puntapié inicial fue postergado para mañana, a las 16.00 hora local (20.00 hora de España; Movistar Liga de Campeones), aunque también está amenazado por pronóstico de tormentas. La vuelta se mantiene en su fecha original, el sábado 24 en el Monumental.

Seguir leyendo.

from Portada de EL PAÍS https://ift.tt/2Pm4C6g

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s